lunes, 26 de enero de 2009

Cordero de Dios



-Ingredientes pertinentes
-cordero
-hostias consagradas

Cocinar, con los ingredientes pertinentes, el cordero a su gusto (horno, plancha, guisado etc.) y servirlo acompañado de una guarnición de hostias consagradas (cuerpo de Cristo) un poco tostadas en el horno. Las hostias se deben tener en el horno hasta que empiecen a coger color. Vigile que no se hagan demasiado ni se quemen, así evitará un nuevo sufrimiento a Nuestro Señor y conseguirá que el sabor no amargue.
Después de comer, usted se habrá hecho mejor persona.
En caso contrario, revise la ejecución de la receta y, sobretodo, reflexione sobre la efectividad del sacramento de la comunión.

2 comentarios:

PuntoyComa dijo...

Jajaja!

Creo que me voy a poner a ello ahora mismo, porque me siento un poco falto de fe...

Fan De dijo...

¿Qué tal PuntoyComa? Bienvenido a mi humilde blog de las cosas de comer! Sólo una advertencia, te recuerdo que la receta no es infalible, sobretodo si ya me vienes falto de fe ;P
Pero bueno, si te gusta el cordero adelante...
Un beso!